martes, 14 de septiembre de 2010

¡Oh... Vacaciones!

Se supone que las vacaciones son para hacer todas esas cosas que no pudiste hacer mientras estabas en clases o en el trabajo (o cualquier actividad productiva que hagas, si es que aplica). Pero al parecer las cosas van a la inversa para mí, claro, no puedo negar que si estuve dos semanas viajando, fui a Punto Fijo en onda familiar. Pero más allá de eso todos sabemos que un viaje familiar no es lo mismo que joder con tus ‘panas’. Además que perdí mi cámara y documentos por allá, lo que me hace medianamente tenerle arrechera a Falcón. Entonces, cualquiera cree que por estar de vacaciones debería estar porai "rumbeando y jodiendo", pero no es así, todo lo contrario, mi día a día se resume en dormir, comer, cagar y ver televisión de vez en cuando (está demás decir que no he tocado o visto algún material pendiente académico). A lo que quería llegar desde que comenzó este párrafo es que las cosas suceden al revés en mi vida, resulta que cuando estoy en clases bebo más, playeo más, bebo más… y, bebo más básicamente, y no crean que soy un desvivido por el alcohol, pero a veces el etílico llama. Actualmente siento como si estuviese escribiendo una carta para enviarla a AA’s explicando como he sobrellevado mi sobriedad, triste. Aunque sí… por una parte siento que he purificado mi alma porque llevo más de un mes sin tomar una gota de alcohol, poco antes lo hice pero en mínimas cantidades así que no aplica como tal.

Estoy en estos momentos dándome cuenta que son las 4:51 a.m. y es realmente tarde, temprano. Creo que son las horas más idóneas para poder inspirarse. No soy amigo de los blogs ‘cortavenas’ o demasiado filosóficos a mi parecer, los respeto pero no son lo mío. Al igual que los tweets que van por ese mismo orden, o las publicaciones facebookeanas… bueno, ya saben. Menciono lo anterior porque me he puesto a pensar que esto del microbloggin’ ha cambiado mi manera de pensar sobre qué y cómo publicar, es decir, si quiero escribir una entrada al blog pienso en un idea a desarrollar en párrafos (o párrafo), pero ahora gracias a Twitter el pensamiento corto ha recurrido a mí, y no es la limitación a 140 caracteres, sino que simplemente nos lanzamos esos “Me estoy cagando” y provoca tuitearlo, un sencillo “Me estoy cagando” que no tiene mucho que explicar porque ya la oración es lo suficientemente clara como para tener que desarrollarla y así sea entendible. No sé si en eso está la seducción de Twitter, pero funciona.

Y hablando de algo relacionado, seguro han notado que últimamente nuestro amigo Twitter se ha llevado el premio en dar información al instante (Menos rápido que Google Instant cabe acotar). ¿Cómo así? Pues, siempre que hay un evento en particular nos podemos enterar al instante que está pasando (sea rumor o cierto) por medio del pájaro azul, y si hacen un sencillo experimento y se trasladan a Facebook verán que dicha red parece un desierto con el intro de“The Good, The Bad and The Ugly” sonando de fondo, con su respectiva pajita rodante. Creo yo que antes eso no pasaba, pero lo pude notar últimamente. Mientras en Tuister se ‘trendingtopiaba’ William Lara en Facebook seguían posteando cargas móviles de gente queseyo. Más sin embargo debo acotar que hay más de 101 vainas por las cuales muchas veces evito leer mi timeline en Twister, o cerrarlo si lo leo; pero dejo para la posteridad dicha enumeración, debo hacer un ejercicio mental extenso para poder escribirlo, paso por hoy.

Pareciera que al comenzar escribir este post estuviese de hecho echándome unas chelas, terminando hablando de cosas que no tenían nada que ver con lo original, pero no. Me provoca una hamburguesa (fig. a).

(a. Algo así podría ser)

Ahí se ven weyes
*Algunas imágenes las saqué de dA sin intención de plagio.


2 comentarios:

Scarlet Cotua dijo...

Un poco loquillo andresiño.. =) saludos vacacionales..

Carlos A. dijo...

Lo cierto es que, un día cuando comencé en esto del Blog una persona me dijo que, no hay Blogs buenos o malos, mejores o peores sino que cada uno tiene el toque del escritor; en el mío es más un aleatorio. Depende (de qué no sé) pero depende de algo. Y lo de twitter es que, hay veces que ciertas cosas rayan en lo absurdo como hablar solo y publicar un "AY QUEJTARÁ PENSANDO?" Cosas que... bueno, ese es su culo lol.